La monarquía parlamentaria
Manuel ARAGÓN REYES

El ciclo tiene por objeto exponer el significado de nuestra monarquía parlamentaria. Se iniciará con una reflexión histórica y de Derecho comparado (siempre útil para comprender las instituciones, pero necesaria, en el caso de la monarquía parlamentaria) que viene a poner de manifiesto que la monarquía parlamentaria como forma política genérica tiene, al menos, dos características:

a) que (salvo en el caso de Japón) siempre (incluso en el caso de España, en que se ha regulado, ex novo, en el texto constitucional) es consecuencia de un proceso evolutivo;
b) que no puede regularse sólo a través del Derecho, sino también, y necesariamente, a través de reglas políticas.

Teniendo en cuenta esas consideraciones iniciales, el resto del curso estará dedicado a explicar el significado de la actual monarquía parlamentaria española establecida por la vigente Constitución (estatuto del Rey, atribuciones y competencias regias, refrendo, participación regia en la propuesta de candidato a presidente del gobierno, funciones simbólicas y funciones jurídicas de la Corona, características del régimen parlamentario con monarquía).

Este curso se celebró en el Salón de Actos de Técnicas Reunidas (calle Arapiles, 14), a las 19.30 h.

Descargar el programa aquí.


Revolución del ADN y biocracia
Juan-Ramón LACADENA CALERO

El descubrimiento de que la información genética -los genes- son secuencias más o menos largas de moléculas de ácido desoxirribonucleico (ADN) cambió la ciencia Genética hasta tal punto que se puede decir que en la historia de la Genética hay un “antes del ADN” y un “después del ADN”. El ADN ha supuesto un cambio de paradigma con repercusiones importantes no sólo en la propia Genética sino también en la Biología y en la Sociedad.

En la actualidad, los historiadores y filósofos de la ciencia incluyen en sus reflexiones la revolución del ADN lo mismo que incluyeron antaño la Revolución de la Agricultura o la Revolución Industrial por sus implicaciones en el desarrollo de la Humanidad. Asimismo, la Biocracia –entendida como dominio o poder emanado de la biología a través de la revolución del ADN– puede ser considerada como una forma de poder en la sociedad.

En el presente contexto, por Biocracia se quiere significar el influyente papel que la aplicación de los descubrimientos relacionados con el ADN −la “revolución del ADN”, la “manipulación genética”− puede llegar a tener en el desarrollo e interrelación de los países a través de su economía. En un sistema mundial capitalista de mercado, la economía es el motor de los países que funciona mediante el carburante del dinero. Por eso, la riqueza que emana de la Biotecnología puede condicionar −o está ya realmente condicionando− las relaciones sociopolíticas a escala mundial.

Este curso se celebró en el Salón de Actos de Técnicas Reunidas (calle Arapiles, 14), a las 19.30 h

Descarga el programa aquí.


El cerebro humano a la luz de la física: música y color
Antonio HERNANDO

No es fácil encontrar un tema de investigación más apasionante que el cerebro humano. Toda la marcha de la Biosfera depende en parte de nuestro cerebro. Desde que Galvani descubriera que las fuerzas que gobiernan el mundo de la biología son las mismas que conocemos de la física supimos que la vida era consecuencia de la física y la química de ese sistema que llamamos “nuestro organismo”.
En esa evolución del conocimiento científico de la naturaleza, que alcanza como un objetivo más al ser vivo, resulta especialmente impactante la aproximación al cerebro. Es precisamente el órgano que impulsa rítmicamente a nuestro corazón, que nos dota de la capacidad de emocionarnos pero también de abstraer, de crear arte y matemática el que se convierte en objeto del conocimiento. El cerebro se pliega sobre sí mismo para observarse. La información sensorial es procesada en el córtex.
En estas charlas se pretende dar una visión general del funcionamiento físico químico de la neurona y del enigma que se plantea al constatarse que la velocidad de comunicación entre neuronas es muchísimo más alta que la esperada del tiempo de procesamiento de una sola neurona que es del orden de milisegundos. ¿Cómo es posible que miles de millones de neuronas actúen en milisegundos cuando este es el tiempo típico que requiere el funcionamiento de una sola? Finalmente se describe el funcionamiento cerebral que nos permite oír y disfrutar de la música y ver y disfrutar del color.

Descarga el programa aquí.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10