El cerebro humano a la luz de la física: música y color

Antonio HERNANDO

No es fácil encontrar un tema de investigación más apasionante que el cerebro humano. Toda la marcha de la Biosfera depende en parte de nuestro cerebro. Desde que Galvani descubriera que las fuerzas que gobiernan el mundo de la biología son las mismas que conocemos de la física supimos que la vida era consecuencia de la física y la química de ese sistema que llamamos “nuestro organismo”. En esa evolución del conocimiento científico de la naturaleza, que alcanza como un objetivo más al ser vivo, resulta especialmente impactante la aproximación al cerebro. Es precisamente el órgano que impulsa rítmicamente a nuestro corazón, que nos dota de la capacidad de emocionarnos pero también de abstraer, de crear arte y matemática el que se convierte en objeto del conocimiento. El cerebro se pliega sobre sí mismo para observarse. La información sensorial es procesada en el córtex.

Amenazas de introspección global

El sistema multilateral está en entredicho. Los fundamentos que sirvieron para asentar la organización económica y política tras las IIGM están siendo seriamente cuestionados. Aquellos que creían que “la globalización era un proceso irreversible”, como llegó a declarar el antiguo secretario general de la ONU, Kofi Annan, asisten hoy perplejos a la sucesión de enmiendas relevantes al propio sistema de relaciones internacionales. Una suerte te introspección domina una escena económica, en la que las administraciones de EEUU y Reino Unido han definido una tendencia que puede llegar a tener serias consecuencias sobre el crecimiento y la prosperidad global.

Páginas: 1 2 3